Congregación de la Misión

Congregación de la Misión

La Congregación de la Misión (en latín: Congregatio Missionis) es una Sociedad de vida apostólica fundada por Vicente de Paúl en 1625 para la evangelización de los pobres y la formación del clero. A sus miembros se los conoce popularmente como Padres Paúles, vicencianos, vicentinos o lazaristas, debido este último sobrenombre a que en 1632 la casa matriz se trasladó al Priorato de Saint-Lazare, en París.

Historia

La fundación de la Congregación de la Misión (C. M.) tiene su punto de partida en el "acontecimiento" de Gannes-Folleville. El "acontecimiento", que el mismo Vicente de Paúl narra a sus misioneros en una conferencia, es, en síntesis, el siguiente: estando en el feudo de los Gondi, llaman a Vicente de Paúl al lecho de un moribundo. Éste era tenido por santo. Vicente de Paúl lo confiesa y se da cuenta de que no era tal santo, sino que no se había atrevido a confesarse por vergüenza. Vicente de Paúl descubre el abandono pastoral en que vivían las pobres gentes del campo. Vicente de Paúl interpreta este hecho como un "signo de los tiempos" a través del cual Dios le interpela fuertemente. Y el 25 de enero de ese año de 1617, fiesta de la conversión de San Pablo, en la iglesia parroquial de Folleville, Vicente de Paúl predica el primer sermón de misión. Por eso, ese "acontecimiento" y esa fecha son el embrión de la Congregación de la Misión.

Vicente de Paúl, de 1613 a 1618, trabajó como capellán y preceptor de la familia Gondi. Estos le designan como párroco de Chatillon-les-Dombes en 1617. Allí entra contacto más cercano con los pobres que trabajaban para dicha familia y descubrió la miseria tanto material como espiritual en la que estaban. Por ello, se dedicó a la evangelización y a la catequesis de los campesinos. Con la ayuda económica de algunos miembros de la familia Gondi, especialmente de la Margarita de Silly, quiso asegurarse de que la evangelización entre los campesinos fuese permanente.

Con un grupo de sacerdotes, Antonio Portail, M. Belin, Francisco de Coudray y Juan de la Salle, en 1525 fundó una Sociedad de Vida Apostólica, llamada Congregación de la Misión. Al año siguiente, la sociedad recibió la aprobación del Arzobispo de París. Para entonces, era necesaria la aprobación civil, por ello, se procuró el visto bueno del rey de Francia en 1627 y en 1631 del Parlamento.

Más complicado fue conseguir la aprobación pontificia. Después de dos peticiones fallidas, Urbano VIII, por medio de la bula "Salvatoris nostri", del 12 de enero de 1632, aprobó la sociedad fundada por Vicente y sus compañeros. En 1631, la sede de la comunidad se trasladó al Priorato de Saint-Lazare de París por ello en Francia y en otros lugares del mundo, los miembros del instituto son conocidos como Lazaristas.

Expansión

La Congregación de la Misión se expandió rápidamente en Francia, debido al éxito de las numerosas conversiones que los miembros de la misma lograban con las predicaciones impartidas en las misiones, incluidas las de los hugonotes. Los obispos de diversas diócesis pidieron a Vicente de Paúl la fundación de comunidades de la sociedad. A la muerte del fundador (1660), aparte de Francia, la Misión se difunde por Italia (llegan en 1641), Irlanda (1646), Escocia (1658) y Polonia (1651). Propaganda Fide confió a Vicente y a su sociedad las misiones de Madagascar (1648). Paulatinamente la Sociedad de Vicente de Paúl, se expande por otros territorios europeos. A España llegan en 1704.

Vicente de Paúl fue beatificado en 1729 por el papa Benedicto XIII y canonizado el 16 de junio de 1737 por Clemente XII.

Supresiones y restauraciones

Jean-Félix-Joseph Cayla de la Garde, elegido superior general de la Congregación en 1788, siendo diputado de la Asamblea Nacional Francesa, votó en contra de la Constitución Civil del Clero. Esto llevó a que la Congregación fuese abolida y los misioneros exiliados. Al menos 31 sacerdotes fueron ajusticiados durante la Revolución.

El 27 de mayo de 1804 Napoleón Bonaparte restableció la Congregación en Francia y les encomendó las misiones de China y Oriente, pero en 1809 fue de nuevo abolida. La misma suerte les tocó en España, bajo las leyes de desamortización de Mendizábal en 1835 que acabó con todas las casas de la Congregación de la Misión en España.

Por decreto regio los Misioneros Paúles pudieron regresar a Francia en 1816. Bajo el generalato de Jean-Baptiste Étienne, se duplicó el número de los miembros y de las casas de la Congregación. Llegan a América del Norte en 1810 y más tarde a América del Sur. Como en sus orígenes, los Paúles recibieron la confianza de Propaganda Fide encargándoles de las misiones de Líbano, Arabia, Egipto, Siria, Persia, India, China, entre otras.

Actividades

La Congregación de la Misión continúa con la labor de evangelización en medio de los campesinos, según el carisma original heredado por su fundador. Sin embargo a esta, añadieron la predicación de las misiones populares y de retiros y ejercicios espirituales, la enseñanza y la dirección de seminarios, las misiones ad gentes, la dirección de la Compañía de las Hijas de la Caridad y  de varias asociaciones laicales vicencianas, la asistencia a los enfermos en hospitales y a presos en cárceles,…

En el campo de la educación, los Paúles realizan su apostolado tanto en el ámbito escolar como en el universitario. Actualmente la Congregación de la Misión dirige las siguientes universidades:

  • Universidad Adamson (Filipinas)
  • Universidad De Paul (Estados Unidos de América)
  • Universidad de Niágara (Estados Unidos de América)
  • Universidad St. John's (Estados Unidos de América)

Organización

En 2017 la Congregación de la Misión tiene 3.157 miembros incorporados, de los cuales 2.893 son sacerdotes. Poseen unas 507 casas, repartidas en 38 Provincias y 5 Viceprovincias y 9 Regiones, en los cinco continentes.

  • África: Madagascar,  San Justino de Jacobis (Eritrea), Etiopía, Nigeria, Mozambique, Camerún y Congo.
  • América: América Central (que comprende a Guatemala, El Salvador, Nicaragua, y Panamá), Argentina (que comprende a Paraguay, Uruguay, y Argentina), Brasil (con tres provincias, Río de Janeiro, Curitiba y Fortaleza), Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Estados Unidos (3 Provincias),  México, Perú, Puerto Rico, y Venezuela (Región dependiente de Colombia)
  • Asia: China, Filipinas, India (Norte y Sur), Indonesia, Oceanía y Oriente (que comprende Líbano, Egipto, Israel, y Siria).
  • Europa: Alemania-Austria, Eslovaquia, Eslovenia, San Cirilo y Metodio, España (con dos provincias, San Vicente de Paúl - España y Zaragoza), Francia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Polonia, y Portugal.

La Curia general de la Congregación de la Misión se encuentra en Roma y su actual superior general es el Misionero argentino, P. Tomaž Mavrič CM.

La Congregación de la Misión en España

Los primeros Paúles llegan a Barcelona en 1704 llamados por D. Francisco Senjust y Pagés, Arcediano de la Catedral de Barcelona y el Canónigo D. Jerónimo Enveja. Se establecen en la calle Tallers iniciando muy pronto los trabajos para los que habían venido: Ejercicios a Ordenandos y Eclesiásticos, Conferencia de Eclesiásticos y Misiones Populares.

A partir de aquí irán extendiendo su presencia: PALMA DE MALLORCA  (1736, merced a D. Miguel Sastre, Arcediano de la Catedral de Mallorca), GUISONA - LERIDA (1751, cumpliendo el testamento de D. Antonio Granyó, Canónigo de Guisona), REUS - TARRAGONA (1757, de acuerdo con D. Pedro Copons y Copons, Arzobispo de Tarragona), BARBASTRO- HUESCA (1759, merced a la protección de Fray Diego de Rivera, Obispo de la diócesis, y la aportación económica de la Sra. Marquesa de Aytona) ....

En la Asamblea General de 1774 se decide la creación de la Provincia de España, nombrando Visitador de la misma al Sr. Vicente Ferrer, Superior de la casa de Barcelona. En este momento existen cinco casas, cincuenta y seis Clérigos, veintiocho Hermanos Coadjutores y nueve Seminaristas. El género de vida debía ser de gran observancia tanto en las casas como en el desempeño de las funciones. Económicamente vivían con austeridad aunque con las suficientes rentas que permitiesen la gratuidad de las funciones. En 1834 existirán 8 casas con 129 miembros de los que 96 son sacerdotes.

Con las sucesivas supresiones y aperturas de casas durante los dos  primeros tercios del siglo XIX perderá su hegemonía Cataluña-Aragón ya que no se recuperan las casas de Guisona, Barbastro, Reus ni Valencia. El traslado de la casa central a Madrid modificará en lo sucesivo la orientación de la Provincia de España y la procedencia de los misioneros. En 1875 las casas serán cinco, treinta los Clérigos, veinte los Hermanos y veinticuatro los seminaristas.

En 1902, la Provincia  Española de la C.M. se dividirá en dos: Barcelona y  Madrid. Esta última, a su vez, lo hará en tres, el año 1969: Madrid, Salamanca y Zaragoza.

Al comienzo del Tercer Milenio la C.M. en España suma entre las cuatro Provincias la cifra de 421 misioneros incorporados y 18 más admitidos, distribuidos en esta proporción: Provincia de Barcelona, 57 misioneros; Provincia de Madrid, 146 misioneros; Provincia de Salamanca, 111 misioneros; Provincia de Zaragoza, 125 misioneros.

El número de casas canónicas asciende a 69: 10 para la Provincia de Barcelona; 17 para la Provincia de Madrid; 21 para la Provincia de Salamanca y 21 para la Provincia de Zaragoza. Alguna de esas casas acoge, en su enfermería, a los misioneros enfermos o impedidos.

La dedicación ministerial y pastoral de los misioneros varía mucho:
parroquias urbanas y rurales, iglesias de culto, misiones populares y ad gentes, capellanías, colegios, Universidades y casas de formación, ejercicios y retiros espirituales, dirección de movimientos laicales vicencianos y otras tareas apostólicas, como pueden ser el ministerio con dedicación total o parcial a la pastoral de emigrantes dentro o fuera de España, encarcelados, enfermos de sida y casas de acogida, ...

El 25 de enero de 2017, coincidiendo con el 400 aniversario del comienzo del Carisma Vicenciano, el Superior General firma el decreto por el que se unen tres provincias (Barcelona, Madrid y Salamanca), después de un proceso de reconfiguración de cuatro años, en una nueva llamada: "SAN VICENTE DE PAUL-ESPAÑA", y nombra como nuevo Visitador al P. Jesús María González, CM.